Nocturno (Javier Fajardo)

From ChoralWiki
Jump to: navigation, search

Music files

L E G E N D Disclaimer How to download
ICON SOURCE
Icon_pdf.gif Pdf
Icon_snd.gif Midi
File details.gif File details
Question.gif Help
  • CPDL #08040:     
Editor: Javier Fajardo (submitted 2004-10-11).   Score information: Legal, 30 pages, 708 kB   Copyright: Personal
Edition notes:

General Information

Title: Nocturno
Composer: Javier Fajardo

Number of voices: 4vv   Voicing: SATB
Genre: SecularPartsong

Language: Spanish
Instruments: A cappella

Published:

Description:

External websites:

Original text and translations

Spanish.png Spanish text

Al morir la tarde, las montañas
de oro se vestian
y mil arreboles orlaban cretas
de rubí, zafiro y esmeralda.
Salía la luna bella
y todo la bañaba en plata.
Mil fantasmas de humo
sobre el techo de las chozas
danzaban, magica y extrañamente.
Tu cielo, tierra mía,
plasmado de estrellas
en tu vientre, titilando sin cesar
escuchaba atento a la quebrada
con su lacónico cantar.

Mis montañas y mis mil valles,
Mis playas y mis mares.
Rios y quebradas tan bellos.
Cuanto amo a mi linda tierra
Hoy siempre.
La sonrisa de niños brilla.
Ay, cuanto misterio
en la noche envolvía al paisage
y esta hermosa paz,
cuento de hadas era.

Llegaba a mi el dulce sueño y, cerrando mis ojos, dormía tranquilamente y podía soñar, soñar…
Gritos, llanto, muerte, guerra, sangre…
Requiem aeternam dona eis Domine.

Al morir la tarde, las montañas de rojo las visten
y mil arreboles orlan sus cretas de rubirojo rubi y sangre.
Sale la luna gélida y todo lo baña en plata.
No hay fantasmas de humo sobre el techo de la chozas danzando
tan solo el frío de la muerte.
Et lux perpetua luceat eis.

Tu cielo, tierra mía,
plasmado de estrellas
en tu vientre, titilando sin cesar
no escucha la quebrada, ya no!
Solo el ruido de las armas.
Ah, cuanta agonía en la noche
asacra al paisaje.
No hay paz ni calma,
solamente los horrores de la guerra.
Requiem aeternam

Hoy no llega a mi el dulce sueño y mis ojos no se cierran
y la angustía y el miedo no me dejan soñar.
Pero espero el milagro maravilloso y sublime
de que un día se pueda volver a soñar, amar y vivir en paz
porque ya no habrán mas muertes,
se acabe la guerra y todo sea alegría y felicidad.

Al nacer el día, se iluminan mil rostros y alegres
forjan su futuro brindando hoy amor.
Al nacer del día brilla hoy la paz, las palomas pueden ya volar.
Cantos de fe, de paz y amor.
Al nacer del día, todo es alegría.